Cómo superar los celos

Celos, ese sentimiento punzante y amenazador que sentimos cuando parece que alguien amenaza con robar la atención de nuestro chico. Atención que, por lógica general, nos pertenece únicamente a nosotras, ¿verdad?, ¿verdad…? Lo cierto es que los celos son un asunto mucho más complejo de lo que podrían parecer en primer lugar, variando en intensidad, permanencia, posibles causas y posibles implicaciones.

Los celos son, claramente, un tipo emocional de apego, así que es natural que los sintamos un poco cuando alguien más entra en un terreno que percibíamos como privado, ya sea en un cierto nivel de cercanía con alguien querido, o la cantidad y calidad del tiempo que con esta persona pasan. Sin embargo, ¿en qué momento dejan de ser algo aceptable y se convierten en un problema? No hay forma exacta de saberlo, pero la lógica nos dice que si los celos causan que nuestra relación se deteriore, es hora de deshacerse de ellos pero, ¿cómo? No todas somos iguales, ni tampoco todos los casos de celos son iguales.

¿De dónde surgen los celos?

Siempre tratamos de justificarlos pero, ¿por qué? Hay veces en que, por más que lo querramos, nuestro chico es quizás algo tonto o quizás demasiado bueno para su propio bien, y no nota cuando otra chica, en verdad y muy obviamente, está tratando de hacerlo suyo, pero este caso, la verdad, es una excepción. Normalmente los celos son una exageración o un invento de nuestras propias mentes, y cualquier agresividad que de esta exageración salga, es una manera instintiva de proteger lo que percibimos como nuestro.

Puede ser porque le hayamos visto buscando mujeres en Internet en una página de citas como https://masquecontactos.com/encuentro-adulto/, y de ahí que empiecen a surgir los celos (que probablemente sean más que justificados).

Quizás sea algo dentro de nosotras lo que provoca los celos en muchos de los casos. Porque sí, es posible que sean, hasta cierto punto, justificados, y que no seamos las únicas que quieren ser prioridad de ese chico especial que está con nosotras pero, en el fondo, ¿por qué no confiar en él? ¿Por qué no cuestionarnos a nosotras en lugar de a las otras chicas? La base de las respuestas a estas preguntas es la “seguridad” que tengamos en nuestra personalidad, en nuestra simpatía, en nuestra belleza, en nuestra inteligencia y en nuestra capacidad general de hacer feliz a los demás. Si cualquiera de estas cosas falla, bien podríamos sentir celos hasta de su madre, su hermana o, incluso, alguna amiga de la infancia que tenga, porque es más fácil criticar y atacar a alguien más que admitir que hay algo mal con nosotras mismas.

Puede que ese chico fuese alguien difícil de enamorar, o que el hecho de que nos correspondiera fuese una total y completa sorpresa. Y, si llegó de repente, ¿por qué no habría de irse también de repente? Cualquier ser humano huye de la idea de estar en solitario. Más aún si ello implica el previo abandono de quien nos acompañara, de quien ganara un lugar tanto en nuestro corazón como en nuestras vidas. Así que, muy cerca de la ausencia de seguridad en nosotras mismas, llega el miedo, ya que es natural sentir temor ante algo que ataque precisamente donde nuestras fuerzas flaqueen, nos demos cuenta de esta debilidad o no. Por más que digan que un poco de celos es bueno porque eso demuestra que “hay amor”, no desaparece el hecho de que, en el fondo, es de ahí de donde nacen los celos, incluso la gota más pequeña y aparentemente inofensiva. Por sí mismos no tienen por qué alarmar, perseguirse o atacarse como muestra de que somos malas personas al sentirlos, pero no hay que dejarlos sin supervisión, y hemos de pensar bien en el motivo para no dejar que se concentren y terminen siendo eso lo que haga daño a la relación que tanto queremos proteger.

Volver a las amigas tras una ruptura sentimental

Muchas veces ocurre que tras una ruptura sentimental buscamos recuperar lazos perdidos con viejas amigas; sin embargo la vida tiene determinadas circunstancias que nos hacen abrir mucho los ojos de la realidad.

ruptura

Sucede que cuando teníamos pareja solamente estábamos con él, todo lo hacíamos con él, las amigas se ponían en contacto con nosotras y de inmediato asociábamos su voz a algo que nos quedaba lejos en el tiempo. Pero como bien sabemos la vida es una caja de sorpresas y merece la pena cuidar de las viejas amigas. Los tiempos de vacas flacas sentimentales a todas las parejas pueden acechar.

Pero qué hacer si nuestras amigas de toda la vida tras nuestra ruptura sentimental carecen ya de tiempo para nosotras porque están embarcadas en una relación que las llena de ilusión. Es decir que están enamoradísimas y con tiempo solamente para el amor. En ese caso tal vez convenga reflexionar y pensar que eso de en las buenas y en las malas está bien para las parejitas, pero siempre debemos reservar un momento para la amistad.

Ahora bien, antes de que la ruptura sentimental nos conduzca a una depresión de la que nos vaya a costar salir debemos pensar en formas de distracción. Suena fácil. Lo difícil es estar en la piel de la que viene padeciendo esa procesión que va por dentro.

Podemos comenzar quizá por hacer cosas solas. Inscribirnos a ese curso que tanto postergamos, el gimnasio para poder seguir en forma y no engordarnos como consecuencia de la ansiedad que deja una ruptura amorosa.

También podemos ir al cine. Que no nos de corte ir solas. Y es que será una manera de ir amoldándonos a la nueva realidad que nos ha caído encima. Y es que aunque sea algo que se parezca a una muerte de verdad mientras más pronto hagamos cosas distintas será mejor.

Después de todo es verdad que el tiempo todo lo cura. Desde luego que podemos salir adelante. No seremos las primeras ni las últimas, aunque cierto es que buscar a una o dos amigas de antes nos convendrá para seguir dándole un giro a esa etapa de nuestra vida que no todo el tiempo será difícil.

Como elegir un anillo de boda

No debemos dejar pasar este detalle. Y lo que se recomienda es que se mire con tiempo, para que la elección que hagamos sea la acertada. Es importante por ello tener en cuenta que los anillos de boda se llevarán siempre en la mano, motivo por el cual tendremos que estar totalmente seguros de qué es lo que vamos a elegir, por tanto y dado que es un símbolo de celebración hay que mirar mucho porque todo entra por los ojos y nos tiene que gustar.

anillo de boda

Puedes mirar en revistas, hay unas cuantas destinadas a preparativos de boda, pero también internet, los anillos debe ser algo compartido, y es que no solo te debe gustar a ti, sino también a tu pareja. Lo recomendable por tanto, antes de decantarse de forma precipitada por algunos que ya hayamos visto, es visitar varias joyerías, se puede pedir un presupuestos y si no hay nada que se asemeje a lo que quieres, existe la posibilidad de diseñar tu propio anillo.

Cuanto gastarse en un anillo de bodas

Los hay de todos los gustos y colores. Más caros y más bien austeros, lo cierto es que hay unas calidades estándar mediante las cuales nos podemos guiar. Así, el presupuesto destinado a los anillos deberá ir en función de los precios que veamos en el mercado. Tener en cuenta que hay mucha variedad como para tomar una decisión precipitada, existen anillos de oro, plata. Están también los de platino cuyo peso es mayor y su precio se dispara al triple que los de oro.

Si lo que estáis pensando es comprar anillos de oro como la mayoría de las personas os recomiendo elegir los de 18 k o 14 k. Y es que aun cuando uno de 24 K resultaría de mejor calidad, tener en cuenta que el oro es maleable y se deforma con mucha mayor facilidad. Además no se recomienda sobre todo si se tiene en cuenta que es un anillo de boda que se llevará de forma permanente.
Es importante saber que un anillo pequeño en una mano grande no se lucirá pero al mismo tiempo un anillo grande con piedras en una mano pequeña tenderá a lucir en exceso. Por tanto es un detalle que no debemos dejar pasar pues a mucha gente no se le ocurre pensar en eso y con las prisas a veces nos dejamos llevar por el gusto antes de pensar en cómo luce en nuestra mano.

Si quieres anillos con diamantes deberás tener en cuenta el peso en quilates, el color, la claridad y el corte pues en función de eso se determinará la calidad y valor que pueda tener un diamante.
Se puede profundizar con mayor detalle en cada uno de los aspectos que giran alrededor de los anillos de boda, pero lo más importante más allá de cualquier explicación será tener la posibilidad de verlos, tocarlos, probarlos con la antelación suficiente para elegir el que mejor se amolde a nuestro dedo, deberá ser cómodo teniendo en cuenta que los usaremos por mucho tiempo.

Nunca hagas esto si estás en una relación

Todo es cuestión de práctica. Obviamente cuantas más relaciones has tenido más fácil te es empezar a coger práctica en ese complicado mundo y es que estamos completamente seguros que ahora mismo no te comportas igual que con tu amor de adolescencia, esos que son todo pasión, inseguridad e ingenuidad a partes iguales.

Con el tiempo vas aprendiendo que cosas son aquellas que nunca debes de hacer si no quieres matar por completo tu relación. No obstante, sobra decir que cada relación es un mundo y hay que verse en cada situación para saber que es lo mejor para vosotros.

Hemos seleccionado aquellas cosas que sea como sea la relación debes de evitar a toda costa. Son cosas muy básicas pero que muchas veces olvidamos al estar completamente cegados por la situación sentimental y ese amor que nos absorbe.

relacion

Lo que nunca debes de hacer

  • No envíes mensajes controladores y celosos: en la actualidad es más fácil que nunca poder comunicarte con tu pareja, pero eso no significa que te conviertas ni en su sombra ni en su madre. No hace falta que le preguntes cada dos minutos qué está haciendo, dónde está o con quién está. Por supuesto hay que dejar atrás los celos si no te contesta lo que quieres que te conteste o si tarda más de dos segundos en hacerlo.
  • No te registres en páginas para conocer gente. Cantará mucho que lo que quieres es ligar a sus espaldas como cuando estabas de soltería.
  • No le ocultes información: no nos estamos refiriendo a que ni siquiera puedas guardar en secreto su próximo regalo de cumpleaños, sino a que la base de una pareja es la confianza y eso implica ser libre de contarle lo que quieras y lo que te preocupa. Si tienes que contarle algo piensa que se enfadará más si se entera por terceros que por lo que le cuentes.
  • No seas un lapa: una pareja se compone de dos personas, es decir, dos entes independientes que pueden respirar sin tener a la otra persona al lado. No invadas su espacio personal, también es bueno que hagáis cosas por separado, de hecho eso enriquecerá la relación.
  • No vayas de víctima: probablemente no seas víctima de nada y solo lo utilices como mecanismo para hacer sentir culpable a tu pareja, olvídate de eso. Sois dos personas al mismo nivel y ninguno de los dos os tenéis que rebajar al otro.
  • No quieras cambiar a la otra persona: es completamente normal que haya cosas que te molesten de tu pareja, pero si te has enamorado así no intentes cambiar nada porque eso también es parte de su encanto. Además, piensa que tu también puedes tener cosas que le molesten y tampoco te haría gracia que intentaran cambiarlas.
  • No muestres indiferencia ante sus problemas: nos estamos refiriendo a que dejes de pensar que eres el ombligo del mundo y empieces a pasar de una escucha pasiva a una activa. Muestra interés por lo que te cuenta y sobre todo déjale claro que estás para apoyarle en lo que haga falta.

Di sí a la masturbación femenina

Es tan grande el tabú de la masturbación femenina como el placer que aporta. Así de claro. A muchas, demasiadas mujeres, todavía les cuesta hablar sobre la masturbación de forma abierta. Mientras en los hombres parece que sea una práctica totalmente normalizada, para las mujeres todavía es difícil sentirse cómodas con ello; aunque parece que en los últimos años las mujeres están más concienciadas de su libertad a la hora de disfrutar del sexo.

masturbacion

Y es que la masturbación puede aportarte grandes beneficios. Conocer tu cuerpo hará que disfrutes más de tus relaciones en pareja pero también de ti misma, y aunque no lo creas, mejorará tu salud. Así, porque masturbarse es sano y es divertido, aprende qué puedes conseguir si empiezas a hacerlo cada día.

Motivos por los que empezar a masturbarte

Refuerza tu autoestima y mejora tus relaciones: Aunque parezca contradictorio, conocer tu cuerpo y el placer que eres capaz de aportarte a ti misma sin necesitar a nadie mejorará tus relaciones de pareja. Esto se debe a que el saber que te bastas en el plano sexual para conseguir tus propios orgasmos mejorará tu autoestima y tu seguridad y cuando estés en la cama con tu pareja tu actitud será completamente diferente. Sabrás guiarla hacia lo que te gusta y habrás perdido en gran medida todos tus miedos a explorar y experimentar.

Mejora tu sistema nervioso: Los orgasmos son un buen remedio para relajar las tensiones acumuladas durante el día a día. Durante la masturbación liberamos la mente y relajamos el cuerpo olvidándonos por completo por lo que es una buena forma de enfrentarnos a los problemas del día a día. De hecho, los orgasmos son fuentes de endorfinas, dopamina y oxitocina, encargadas de darte un buen subidón de felicidad.

Actúa como analgésico: Además la liberación de hormonas que conlleva un orgasmo ayuda a aliviar los dolores de la zona. Por ello, masturbarse será un gran aliado durante los peores días de la menstruación. Dile adiós al ibuprofeno y di hora a los orgasmos.

Mantiene tu libido activa: Cuando nos masturbamos habitualmente acostumbramos a nuestro cuerpo a recibir determinados estímulos frecuentemente. Esto hace que nuestro cuerpo se mantenga en alerta y esté más predispuesto a recibir una dosis de placer. Por ello, el autoplacer, contrariamente a lo que se piense, no está reñido con las relaciones de pareja. Es más, las mujeres que se masturban habitual u ocasionalmente son las que más desean mantener relaciones sexuales con su pareja luego.

También en pareja: Las relaciones sexuales son un trabajo en equipo pero muchas parejas no introducen la masturbación porque sienten que están sustituyendo el papel de la otra persona. Sin embargo, si eres capaz de tomártelo como una forma más de disfrutar juntos vuestras relaciones serán mucho más placenteras. De hecho, por lo general las mujeres tardan más en tener un orgasmo por lo que muchos hombres no consiguen hacerlas llegar. Hombres del mundo, que conste que os avisamos.

No sabemos ligar en Internet

Un profesor de comunicación de la Universidad de Kansas, Jeffrey Hall, ha realizado un estudio de esos que de verdad resultan útiles, es decir, sobre si de verdad sabemos cómo ligar y muy a nuestro pesar la respuesta es no.

El investigador juntó en una habitación a 52 parejas de estudiantes solteros para que hablarán durante unos 10 minutos. Ellos pensaban que estaban participando en un estudio sobre primeras impresiones y no sobre cómo ligar. Al finalizar el experimento los estudiantes tuvieron que rellenar un formulario donde se les preguntó si habían aprovechado esos minutos para ligar y a la vez si sentían que alguien había ligado con ellos. Prácticamente todos (80%) supieron identificar si la otra persona no había estado ligando con ellos pero fallaron en reconocer a los que sí habían estado ligando.

En la segunda parte del estudio, Hall proyectó un vídeo de seis minutos a 250 personas distintas a las de la primera parte. En el vídeo podían observar a los jóvenes de la primer aparte del experimento y ¿cuál fue el resultado? Que tan solo 38% de las personas supieron identificar cuando una persona esta ligando con otra.

ligar facil

Esta situación realmente nos ocasiona problemas a la hora de encontrar a tu pareja ideal. No vas a ligar de manera descarada por vergüenza pero si no lo haces también te arriesgas a que la persona que te gusta ni siquiera se entere de que quieres intentar algo.

Ante este panorama de incertidumbre podemos encontrar la luz al final del túnel: las páginas web de contacto. En ellas no tendrás que avergonzarte de estar ligando porque todo el mundo está ahí por lo mismo que tú. Además te garantizas que cuando empieces a hablar con la otra persona, esta sepa de lo que va y a lo que vas.

Son muchas las páginas web de contactos que puedes encontrar en Internet, por ejemplo Ligar facil es una de las más importantes de habla hispana del mundo. Registrándote en esta web te aseguras encontrar una gran variedad de personas con las que empezar a hablar y a conocerse.

Atrévete a crear un perfil diferente y creativo para poder llamar más la atención a los demás usuarios de la web de contactos. Si eres original y pierdes la vergüenza ya tienes mucho ganado en páginas como Fuego de Vida.

¿Cómo se pone un condón?

Si has conseguido el preservativo como te he dicho anteriormente, comprueba que no esté caducado o que no haya pasado por muchas manos. Lo suyo es que no te fíes nunca de un condón si no lo has sacado tú de la caja, es decir, aunque seas chica no debes dejar que sea el chico quien deba llevar encima un preservativo.

La que tiene riesgo de quedarse embarazada eres tú, por eso es algo que deberías llevar en el bolso como tu cartera, móvil, pañuelos y pintalabios.
Una vez hayas comprobado que al condón no le pase nada, ábrelo o pide al chico que lo abra. Si él no quiere ponérselo, entonces hazlo tú sin pedirle permiso. Sé que en ese momento de calentón no le vas a contar todo lo que has aprendido en este artículo sobre la seguridad sexual y las enfermedades de transmisión sexual.

condon

Así que saca el condón del envoltorio. ¿Está húmedo? Eso es bueno, porque indica que tiene lubricante y con la fricción del momento no se va a romper, por lo cual es más seguro.
¿Ves que es como un globito? En la parte superior verás que hay un pequeño espacio, ahí debes apretarlo con el dedo índice y pulgar, pero ¡no lo hagas con las uñas! Que puedes estropear el condón y ya la hemos liado.

Usa la yema de tus dedos y sin dejar de sujetarlo, acércalo al pene del chico. Con la otra mano (y sin soltar todavía el pequeño espacio del condón) arrastra el anillo del preservativo hacia atrás. Si ves que no avanza por su miembro significa que te has equivocado de lado. Es como con los pendrives o los cables USB, nunca vas a acertar a la primera y menos si hay poca luz.

Repite el mismo proceso de apretar el hueco de arriba y con la otra mano arrastra el anillo hacia atrás. Seguramente esto al chico le gustará que tú se lo pongas, así que sin problemas.
Ese hueco que has apretado sirve para que cuando él eyacule, el semen quede atrapado ahí y el anillo sirve para que se sujete bien y no se escurra una vez lo saque.

Asegúrate de que el anillo le sujeta bien, si ves que le está muy ancho es que el condón le queda grande y si ves que no le entra es que necesita un preservativo más grande. En cualquiera de los dos casos no arriesgues a follar, ya que puede escaparse su semen o que el elástico se rompa y entonces tengáis que salir corriendo a por una pastilla del día después. Te aviso son muy caras, como 20€ y no sé si tú llevarás tanto encima. Los condones sin embargo cuestan mínimo 7€ una cajita.

Es mejor prevenir que curar. Así que nada más, espero que disfrutes de tu velada y que ya sepas que debes usar preservativos para evitar riesgos de seguridad sexual o embarazos no deseados y también sabes cómo ponerlos correctamente.